Aprende de tus errores

En ocasiones -por no decir siempre- aprender de los errores que cometemos es la única manera de aprender, o al menos la más rápida.

Una de las claves de la autosuperación y del éxito es no tener miedo a equivocarse. Si queremos progresar, tarde o temprano nos equivocaremos, es algo inevitable. De hecho, equivocarse debe verse como algo positivo.

Aprende de tus errores

Un error nos da mucho más de lo que nos podría dar el hecho de no equivocarnos nunca. Es realmente difícil si no imposible progresar sin equivocarse, pues gracias a cometer errores aprendemos cómo debemos hacer las cosas correctamente. Nos empeñamos en ver los errores como algo tremendamente negativo y decimos “Lo siento, cometí un error…”. ¿Cómo que lo siento? Tampoco se trata de alegrarse al hacer algo mal, pero sí de tomar una actitud indiferente emocionalmente hablando: “Vale, he cometido un error, ¿y qué?”.

Tan importante es aceptar y ver los errores como no crear una montaña de ellos. Los errores son generalmente algo que ya hemos hecho y que ya no tiene solución, por ello hay que tomar una actitud positiva y mirar hacia adelante, centrándonos en todo lo positivo que obtenemos.

Pongamos un ejemplo:

- Cuando empiezas en boxeo, tu entrenador te dice: “¡Mantén la guardia alta!”. Pero tú la bajas y te llevas un puñetazo. Piensas: “¡Ups! ¡la guardia arriba!”, pero unos segundos después te vuelves a llevar otro. La vuelves a subir, pero más tarde te llevas otro de nuevo. Y otro. Y otro más. Y en la actitud a tomar aquí es donde encontramos la diferencia entre la gente que tiene éxito y la que no, pues tenemos dos opciones:

1. Frustrarnos, derrumbarnos, pensar que no valemos. Centrarnos en lo negativo, pensando que estamos cometiendo continuamente el mismo error y que no valemos para esto.

2. Ser cabezones. Seguir insistiendo y concentrarnos en subir esa guardia y pensar continuamente: “¡Conseguiré mantener la guardia arriba y no me llevaré ese puñetazo!”. Para aprender a evitar puñetazos, hay que llevarse muchos. Es una especie de fe ciega.

El primero es probable que se rinda, pero el segundo, después de llevarse 20, 30 o los puñetazos que sean, dejará de llevárselos. Es la mentalidad que hay que conseguir para obtener éxito. Hay que ser capaz de sentirse continuamente en el segundo caso, sin necesidad si quiera de tener que pensarlo.

Aunque las consecuencias inmediatas de cometer un error puedan ser negativas, a la larga serán en realidad positivas. ¡Los errores son buenos!

En la seducción sucede lo mismo: Si quieres aprender a entrar a chicas, tendrás que entrar a muchas que te respondan mal, es la mejor manera de aprender. Lo mejor es tomárselo con diversión y filosofía.

Así que recuerda: Cometer errores es humano, y sus consecuencias al final acabarán siendo positivas.

9 comentarios to “Aprende de tus errores”

  1. Anónimo at #
  2. Anónimo at #
  3. Anónimo at #
  4. Anónimo at #
  5. Anónimo at #
  6. Anónimo at #
  7. Anónimo at #
  8. Anónimo at #
  9. Anónimo at #
  10. Anónimo at #
  11. Anónimo at #
  12. Anónimo at #
  13. Anónimo at #

Deja un comentario