Aprender socialmente o por experiencia propia

Tyler habla en Blueprint sobre las diferentes formas de aprender en los seres humanos, estableciendo que podemos aprender de dos fuentes distintas:

1. Experiencias propias.
2. Socialmente.

La primera está clara. Todo las experiencias que vivimos, que a la vez que nos diferencian de otros nos hacen también iguales, nos sirven para aprender y crecer como personas.

Aprender socialmente

La segunda es algo más compleja y hay que tener cuidado con esto. Aprender socialmente es algo que hay que saber utilizar en nuestro provecho.

Obviamente, no tenemos el tiempo ni la energía suficientes como para aprender toda la infinidad de cosas posibles en el mundo que, en ocasiones, son necesarias para entender nuestro entorno. Tyler no expone un ejemplo claro:

¿Alguna vez has saltado desde un octavo piso? Pues si no lo has hecho… ¿Cómo puedes saber si saldrías ileso o no?

La respuesta es muy sencilla: Lo sabes socialmente. Otros antes se han dedicado a estudiar las leyes de la gravedad, y que no tengamos que hacerlo nosotros de nuevo nos permite seguir evolucionando. Existen casos de otras personas u objetos que sí han saltado o caído desde esa distancia, y eso nos sirve como referencia para entender como funciona el mundo, aunque no podamos comprobar cada aspecto del mismo por nuestra propia experiencia.

Además, existen diferentes formas en las que procesamos las ideas sociales que provienen de otras personas. Intervienen factores como la cantidad de gente que tiene esa idea, o cómo esa idea se alinea con las nuestras.

A veces, las ideas, sucesos, o cualquier cosa por estúpida que pueda parecer, se propaga como si de fuego se tratara. Es lo que me gusta llamar “factor borrego“. Es por esto que hay que ser consciente y saber usar el aprendizaje social en nuestro provecho. Nadie va a cuestionar que si saltas desde un precipicio de 300 metros de altura no sobrevivirás, pero por otro lado, que una mayoría crea que pensar de determinada forma sea mejor que hacerlo de otra manera, no tiene por qué significar que sea lo correcto para ti.

3 comentarios to “Aprender socialmente o por experiencia propia”

  1. Anónimo at #
  2. Anónimo at #
  3. Anónimo at #
  4. Anónimo at #
  5. Anónimo at #
  6. Anónimo at #
  7. Anónimo at #
  8. Anónimo at #
  9. Anónimo at #
  10. Anónimo at #
  11. Anónimo at #
  12. Anónimo at #
  13. Anónimo at #

Deja un comentario