Quien ríe último...¿realmente ríe mejor?

Psicología general aplicada a mejorar como personas.
Avatar de Usuario
Embrión
Embrión
Mensajes: 21
Registrado: 13 Oct 2013, 00:23
Ubicación: Uruguay
NotaPublicado: 13 Nov 2013, 16:40
En este artículo vas a encontrar una de las formas más efectivas para terminar con una conversación conflictiva y violenta, y así convertirte en una fuente de ayuda más que de conflicto para tu relación con los demás.

Persona Nº 1 : “Sos insoportable”

Persona Nº 2 : “Tú sos insoportable”



Persona Nº 1 : “Inútil. No sabes hacer nada bien”

Persona Nº 2 : “¿Inútil yo? Inútil tu cara”



Persona Nº 1 : “Te odio”

Persona Nº 2 : “Yo te odio más”

Parecería como que estamos ante una competencia a ver quién es el más insoportable o el más inútil, ¿no? Hasta cierto punto es, sin lugar a dudas, una competencia. Una competencia para ver quién tiene la última palabra...como si tener la última palabra te hiciera merecedor de algún premio. Sin embargo, el tener la última palabra nos provoca una sensación de “Yo gané”. Nos aliviana el peso del comentario que recibimos. Por algo existe el dicho “Quien ríe último ríe mejor”. Pero, ¿es realmente así? ¿Quién ríe último realmente ríe mejor?

Arranquemos de la base que el dicho ya contiene un aspecto competitivo de por sí.

Frente a un estímulo, respondemos. Eso es normal. Pero cuando recibimos insultos (y no me refiero sólo a “malas palabras”), existe en nosotros como una necesidad biológica de responder. A veces respondemos con palabras, y otras veces respondemos con actos físicos de violencia.

Sea cual sea la situación, la mayoría de nosotros respondemos con igual o mayor grado de violencia ante una agresión. Son pocos los que reciben un insulto y no caen en la tentación de devolverlo ¿Pero qué logramos al responder?

Lo único que logramos es alargar el conflicto. De esta manera no es posible encontrarle una solución, ya que una respuesta igual de violenta de mi parte incita a una nueva respuesta por parte del otro. Es un ciclo que, si bien parece no concluir, lo puede. Pero concluye cuando tú quieras que concluya. Es decir, así como tienes el poder para comenzar una conversación conflictiva, también tienes el poder para concluirla.

Lo que suele ocurrir es que nos atrae la idea de ser el último en hablar. De tener la última palabra. Creo que esto se debe a que solemos recordar con mayor profundidad el desenlace de una discusión más que el inicio de la misma. ¿O acaso nunca te paso de haberte peleado con alguien y no recordar bien el por qué de la discusión? Queremos ser los últimos en “reír” y queremos que el mensaje llegue fuerte y claro.

Lo que considero saludable en este tipo de situaciones es enfocarnos, no en las palabras que se dicen, sino en el estado interno de la otra persona al expresar lo que dice. Olvídate de las palabras por un minuto y presta atención al mensaje que hay detrás. Se trata de aplicar el concepto de “leer entre líneas” en una conversación.

Si una persona nos habla de manera despectiva o con insultos, es posible que dicha persona no esté pasando por un buen momento anímicamente. Su comportamiento lo delata. Puede que dicha persona esté atravesando por un momento difícil, haya tenido un mal día, una mala semana, o incluso un pésimo año. Si elegimos responderle con el mismo nivel de violencia, lo único que logramos es alimentar esa parte conflictiva.

Seamos mejores que eso. Seamos una fuente de ayuda más que de conflicto. Construyamos vínculos en vez de destruirlos.

Una forma de hacer esto es ponerle pausa a la discusión, respirar profundo y decir “En este momento no te noto bien, y si seguimos discutiendo no nos va a hacer bien ni a ti ni a mi. Hablemos cuando ambos nos sintamos más calmados. ¿Ok?”

Por otro lado, puede darse el caso de que seas tú quien esté atravesando por un mal momento. La metodología es la misma. Simplemente expresas que no estás en condiciones de seguir discutiendo y propones retomar el asunto una vez que las aguas se tranquilicen.

Sintonicemos con nuestro propio estado emocional y con el de la persona que tenemos en frente. No tienes que ser el último en “reír”. “Riámonos” juntos en sincronía :)

***

Si te gustó este artículo, dale un "me gusta" a mi página de facebook:
https://www.facebook.com/rodrigoacevedocoaching
También encontrarás más artículos sobre superación de conflictos y desarrollo personal en mi página web:
http://www.rodrigoacevedo.com.uy/articulos.html

Volver a Psicología

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron