Las descaradas mentiras de nuestro Gobierno

Que los políticos mienten no es nada nuevo. Pero cuando ves que lo hacen con semejante descaro y cinismo, sólo unos meses después de haber sido “elegidos”, -por una minoría, eso sí- gracias a un sistema supuestamente democrático y comprobadamente corrompido, resulta algo que no deja de sorprender.

Mentiras Gobierno
Pasamos unos tiempos complicados en los que mientras tanto, Internet resulta un gran flujo de información y libertad de expresión… de esa libertad que ya en gran parte hemos perdido en otros muchos ámbitos. Esto resulta descarado e insultante para todos los ciudadanos (a los que se supone que nos representan) ya que estos politicuchos se encuentran en una posición que hace que el usuario medio bien pueda presuponer que lo que dicen es cierto, porque claro, “lo tienen estudiado y saben de lo que hablan”.

Uno se cansa de ver cómo se persigue la libre difusión de la cultura mientras que los políticos salen impunes por hacer según que declaraciones, por incumplir sus promesas electorales o, directamente, por llevar a un país o una comunidad autónoma a la ruina.

Pero vamos al grano, en sólo dos días he localizado accidentalmente dos “mentirijillas” que no entiendo muy bien si estaban enfocadas a manipular a un público ignorante o qué otro sentido pueden esconder. Pero llama mucho la atención (y asusta) que los que actualmente dirigen el país cometan semejantes… ¿errores? Juzguen ustedes por sí mismos:

La “mentirijilla” de Gallardón

Respecto al controvertido tema de la Ley del Aborto, respecto al cual Gallardón se defiende aludiendo a los “derechos del concebido”, eso sí, aunque estos impliquen ponerse por encima de los derechos de la mujer y el padre, dijo textualmente lo siguiente refiriéndose a los derechos de las menores de 16 y 17 años:

Es un “error” porque implica que en España “una menor de edad tenga que pedir permiso a sus padres para hacerse un piercing o un tatuaje y sin embargo legalmente pueda interrumpir su embarazo sin ni siquiera comunicárselo”.

El final de su frase tiene miga ya que precisamente la actual ley obliga a la menor a comunicárselo a sus padres o tutores. Y lo podemos comprobar en la propia y presente Ley del Aborto, como dice el Artículo 13 de la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo:

Cuarto. En el caso de las mujeres de 16 y 17 años, el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo les corresponde exclusivamente a ellas de acuerdo con el régimen general aplicable a las mujeres mayores de edad.

Al menos uno de los representantes legales, padre o madre, personas con patria potestad o tutores de las mujeres comprendidas en esas edades deberá ser informado de la decisión de la mujer.

Se prescindirá de esta información cuando la menor alegue fundadamente que esto le provocará un conflicto grave, manifestado en el peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos, o se produzca una situación de desarraigo o desamparo.

Y hasta aquí la primera mentirijilla “piadosa” de uno de nuestros gobernantes más representativos e importantes de la actual política española. Pero continuemos.

La “mentirijilla” de Wert

Uno de nuestros ministros no va a ser menos que Gallardón con lo que parecen obvios intentos de manipulación de la plebe.

En este caso, Wert patina afirmando que la asignatura Educación para la Ciudadanía es adoctrinante, recurriendo a citas que jamás han aparecido en los libros de texto pero que simplemente aparecen en un ensayo de Akal. Podéis visitar el artículo dónde se descubre que Wert no dice la verdad, dejando claro que este individuo usa frases de un ensayo que nada tienen que ver con los libros de texto oficiales de la asignatura.

No contento con esto, también patina al basarse en un bulo publicado por la prensa taurina, dejando ya en evidencia la supuesta profesionalidad y capacidad de nuestros ministros y gobernantes presentes. Sin embargo, esto no impide a nuestro querido y preparado ministro anunciar ayudas en favor de la tauromaquia mientras sufrimos recortes, nos abaratan el despido, y muchos institutos no pueden ni pagar la factura de la luz.

Deja un comentario